Skip to content

6 CUOTAS SIN INTERÉS CON TODAS LAS TARJETAS

ENVÍO GRATIS EN PEDIDOS SUPERIORES A $80.000

Pesca

La tararira: radiografía de un pez voraz

by Esteban Barberena 11 Oct 2022 0 Comments

Los primeros calores de finales de otoño y comienzos de primavera comienzan a activar una especie que despierta pasiones: la tararira. Se trata de un pez voraz, que pone fin a su letargo invernal y comienza a activar su metabolismo buscando proteínas necesarias para su inminente período de desove, que suele ocurrir entre los meses de octubre y enero. Por eso en esta etapa –pese a estar algo lentas por la falta de temperatura del agua- están muy activas y son un objetivo ideal para pescadores con artificiales (y también con carnada) que buscan grandes emociones.

Hay siete especies de Hoplias (denominación científica que viene de Hoplon, escudo o armadura griega del hoplita (soldado de infantería griego), y que los primeros naturalistas le dieron al ver su aspecto acorazado), pero la más común es la Argentinensis (antes se la denominó erróneamete Malabáricus por haberla emparentado con especies de las islas malabares). Se trata de un pez que caza otros peces, ranas, ratas, pájaros y lo que tenga a su alcance, usando el camouflage como estrategia. Por eso su coloración puede oscilar entre el amarillo verdoso y el marrón casi negro, dependiendo de los ámbitos que habite. Precisamente su extensión territorial es muy extensa en nuestro país, poblando cursos de agua del litoral, lagunas bonaerenses, la cuenca del salado, diques, ríos y embalses de Córdoba, Salta, San Luis, Tucumán, y Santiago del Estero.

La tararira: radiografía de un pez voraz

La forma simple de pescarlas es con una línea de flote, de boya grande para soportar el peso de la carnada (filets de pescados o peces enteros, ranas, carne vacuna, etc) y anzuelo con leader, tipo 8/0. La otra opción es pescarlas de fondo, con líneas de uno o dos anzuelos, ya sean con plomo pasante por la brazolada del reel o en aparejos armados. Siempre, con chicote con leader de acero y anzuelos más bien grandes y fuertes. Pero el gran encanto de su pesca se da con artificiales, tanto con señuelos como con moscas

Los iniciados en la pesca con artificiales tienen en la técnica del spinning su mejor aliado. Con la práctica, podrán optar por el bait como mejor herramienta para tiros de precisión entre juncos, zonas con vegetación y obstáculos diversos. Los amantes del flycast, por su parte, pueden pescarla con streammers (imitación de pesaditos que operan bajo la superficie) o poppers o ratones, engaños de superficie que hacen de la pesca de tarariras un espectáculo visual muy interesante pues somos testigos del momento del ataque.

La tararira: radiografía de un pez voraz

Lo cierto es que la tararira nos brinda emociones al por mayor, y sus hábitos gregarios suelen darnos muchas en un pequeño ámbito. Es decir, muchas veces la estrategia de pesca se limita a buscar y encontrar el sitio donde están, y luego en un pequeño espacio geográfico desarrollamos casi toda la pesca. Cabe consignar que es un habitante de aguas someras, es decir, aguas bajas, que prefiere bañados y desbordes a los grandes cursos.

Un consejo muy útil en cualquier técnica que elijamos para pescarlas es pasar el señuelo primero por donde vamos a caminar después. Veremos que de lo contrario vamos a espantar tarariras que teníamos casi bajo nuestros pies, situación que se da especialmente en la pesca al vadeo. Otro tip útil en la pesca con artificiales es pararse en un punto estratégico y barrer la zona en abanico, “peinando” cada metro cuadrado. Es que las tarariras tienen los ojos ubicados hacia arriba, con un cono de visión de 60 grados, por lo que atacarán solo lo que vean pasar por encima. También perciben presas con la línea lateral, que le da cuenta de los movimientos de potenciales alimentos a su alrededor.

La tararira: radiografía de un pez voraz

Pez generoso y abundante, solo sucumbe ante falta de agua con sequía prolongada seguida de heladas que acaban con ellas en el invierno, cuando su metabolismo se aletarga. Pero sin dudas es un clásico entre los pescadores argentinos que tenemos en el podio de predadores (junto con el dorado y surubí), a las populares tarariras, también conocidas como “tarangas”, “taralilas”, “taruchas” o –simplemente- las queridas “tarus”. Vaya por ellas y disfrute.

La tararira: radiografía de un pez voraz
La tararira: radiografía de un pez voraz

Equipos recomendados

  • Para pescarlas con carnada natural: cualquiera de los dos equipos recomendados para Spinning o baitcast.
  • Para pescarlas en spinning: reel Turbo, caña Rain Forest de 1,90 mts y multifilamento Spinit de 20 lbs.
  • Para pescarlas en baitcast: Caña baitmax de 1,90 mts, con reel Spider 200 y multifilamento Spinit de 30 lbs.

Por: Wilmar Merino

Prev Post
Next Post

Leave a comment

Please note, comments need to be approved before they are published.

¡Gracias por suscribirte!

This email has been registered!

Shop the look

Choose Options

Diana Outdoor
Recibí descuentos exclusivos y cupones de descuento ¿Te lo vas a perder?
Editar Opciones
Notificarme
this is just a warning
Ingresar
Tu pedido
0 items